Logotipo Mundolatino.org

tu idioma, tu gente, tu cultura …


Los niños del cuadro

Un pintor había pintado una vez dos niños muy traviesos, que solamente para esa ocasión se habían quedado quietitos, el brillo de sus ojos delataba la vivacidad de sus travesuras. Una noche de luna llena, que toda la casa estaba iluminada por la señora redonda, los niños decidieron bajar de su cuadro y hacer de las suyas.

Cuadrolos dos niños

Claro que como eran de un cuadro, sus juegos no hacían ningún ruido para los demás. Recorrieron toda la casa, pasaron por la cocina y encontraron de todas las cosas que les gustaban: galletitas, dulces, caramelos, y en la heladera… ¡encontraron un PASTEL! Pero como ya sabían leer, leyeron: “¡Felíz cumpleaños Florencia!”

Pensaron que mejor ése lo dejaban intacto, pero todas las otras cositas ricas que encontraron por el camino las picotearon por aquí y por allá. Con la pancita llena se fueron al dormitorio de las dos niñas de la casa, se pusieron acuriosear todos los juguetes que tenían.

Hicieron un castillo con los ladrillos de construcción, con puentes, tuneles, caminitos, jardines con flores y en uno de los patios del castillo escribieron dentro de un corazón “Florencia”… Pusieron muñequitos haciendo de principes y princesas, pusieron algo mas lejos a los papás reyes en una fiesta real. Hicieron de este castillo un verdadero festín.

En una de esas la niña mayor se estira y bosteza: “Huaaaaaaaah“, removiendose en la cama. Los dos hermanitos se quedan quietitos como en misa, si alguien los ve, no pueden mas volver al cuadro. Al no ver mas peligro, se sienten muy contentos y el niño mayor empieza a poner a los peluches en una fila india:
al oso polar grandote “Pacheco”, al perro dálmata “Pointy”, al raton con gorra “Arturo”, al zorro “Vosje”, al chanchito rosa, al perro “Fofy”, al otro perro “Tiky”, y un montón de otros animalitos. Tan contentos estaban que de repente todos los animalitos empezaron a moverse solitos y bailaron con los dos hermanitos.

Tweety bailando

Florencia se levantó para ir a hacer pipi, y todos los animalitos se quedaron tirados por el suelo como si no hubiera pasado nada. Por suerte iba casi del todo dormida, así que ni los vio. Cuando se acostó y notaron que seguía durmiendo dulcemente, siguieron bailando todos juntos, uno de los niños bailó con “Pacheco” y el otro con “Vosje”. Tan divertidos estaban que ni se habían dado cuenta del tiempo, hasta que por las percianas empezó a entrar un poquito de luz de día… ¡Corrieron los dos hasta el cuadro! Saltaron y se sumergieron en el, justo a tiempo cuando el sol empezó alevantarse por el mar. Se guiñaron los ojos y se quedaron en su posición pictórica.

Al despertar las dos niñas se sorprendieron del desorden de su cuarto, pero al ver el corazón en el medio del castillo, Florencia sonrió y le dijo a su mamá:

–Mami, mira que castillo mas lindo.

El Tesoro del Arcoiris, acceso: 24 cuentos ilustrados para niños
Escrito por Sofia Reina, la de siempre / © Todos los derechos reservados por el autor

Etiquetas: , , , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.