El gato de los bigotes mágicos

Una tarde, al principio de verano, un niño había visto un lindo gatito en la vereda de su casa. Se sentó a su lado y empezó a acariciarle el lomo con mucho cariño. El gato empezó a hacer: “rum-rum”. Notó la alegría del gato y observó que sus bigotes se...